Misiones: María Ovando fue condenada por segunda vez por «mala madre»

Le dieron 20 años por «no haber impedido el abuso sexual» de su hija y su nieta mientras que a los supuestos abusadores, 18 y 12 años. En 2012 estuvo presa un año y medio, acusada de «no impedir la muerte de su hija por desnutrición» y luego fue absuelta. La defensa asegura que no hay pruebas en su contra.

Misiones: María Ovando fue condenada por segunda vez por «mala madre»

El Tribunal Oral Penal N°1 del departamento de Eldorado, en Misiones, condenó a 20 años de prisión a María Ovando por «haber permitido o no haber impedido el abuso sexual» de una de sus hijas y una de sus nietas entre 2013 y 2015. Ovando fue detenida tras la lectura de la sentencia y trasladada a la Unidad Penitenciaria Nº 5 dePosadas. El 11 de noviembre se conocerán los fundamentos de la sentencia fruto de un proceso judicial que la defensa asegura está plagado de irregularidades.

Es la segunda vez que María Ovando es condenada por la misma justicia por ser una “mala madre”. La primera fue en 2012: estuvo presa casi dos años por no haber evitado la muerte de su hija Carolina, de tres años, quien murió por desnutrición. En aquel momento, María vivía en una vivienda precaria de la zona rural de Colonia Mado con sus 12 hijos. Era analfabeta y llevaba años sin un trabajo formal. Su hija murió en sus brazos cuando la llevaba al hospital. El padre de la niña y concubino de María nunca fue responsabilizada por el hecho. Gracias a la presión del movimiento de mujeres y organizaciones sociales de derechos humanos, que señalaron se trataba de un claro caso de criminalización de la pobreza, se revisó la sentencia y María fue absuelta a finales de 2012.

Por el tiempo que estuvo presa injustamente, Ovando inició una causa civil contra la Justicia por daños y perjuicios. Pero pronto se encontró con una nueva acusación, esta vez por no haber evitado el abuso sexual de una de sus hijas y su nieta. El mismo Tribunal Penal -conformado por los jueces Lyda Gallardo, Teresa Ramos y Eduardo Jourdan- que la absolvió por la muerte de su hija Carolina fue el que hoy la condenó a 20 años de prisión.

Fueron encontrados culpables además Marcos Laurindo y Lucas Ferreyra, y sentenciados a 18 y 12 años de prisión respectivamente, como autores del delito de «abuso sexual con acceso carnal». El fiscal Federico Rodríguez – -el mismo que intervino en el juicio del 2011/2012 pidiendo una pena de cinco años para Ovando- había solicitado una condena de 22 años para la mujer, de 16 para Laurindo y 18 para Ferreyra.

Roxana Rivas, abogada del Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género, y defensora de Ovando dijo a minutouno.com que “todo el proceso judicial estuvo plagado de irregularidades y no tienen cómo fundar su detención. Dieron por hecho los dichos del fiscal cuando su acusación se sostenía en una Cámara Gesell de una de las niñas que él mismo admitió que tenía falencias”.

Rivas contó que durante el juicio se conoció que la bisabuela paterna y actual guardadora de las nenas, Euvarta Godoy, había denunciado a su yerno, Digno Monges Armoa, por abusar a la nieta de Ovando el 15 de mayo de 2015. La denuncia coincide temporalmente con la realizada contra Ovando, Laurindo y Ferreira. Por el abuso Monges Armoa estuvo preso sólo tres años. La justicia decidió un juicio abreviado.

“Esa causa no se investigó. Quedó probado que ahí efectivamente hubo un abuso, por el testimonio de la propia guardadora. Sin embargo, la representante del cuerpo médico forense decidió no hacerle un examen ginecológico a la niña para no revictimizarla, porque ya le habían hecho un examen dos semanas antes en el contexto de nuestra causa”.

Al respecto, la antropóloga Ana María Gorosito quien también pertenece al equipo misionero de Justicia y Género dijo: “el fiscal no ha presentado pruebas. Por el contrario, durante el propio juicio la guardadora de la niña confesó que en su casa se produjeron situaciones de abuso sexual y que fiscal conocía perfectamente esa causa y la había callado”.

La defensa de Ovando había solicitado la recusación del fiscal Rodríguez por «ejercer hostigamiento y estigmatización» hacia la mujer pero no fue concedido. Vale recordar también que en septiembre el juicio había sido suspendió tras la inhibición del presidente del Tribunal, Atilio León, quien consideró que la fiscalía no pudo precisar los hechos ni exactamente cuándo ni dónde sucedieron. “La vaguedad de la acusación no le permite determinar qué debe juzgar”, dijo entonces el magistrado.

El fiscal dio por hecho que Laurindo era pareja de Ovando pero la defensa asegura que se trataba de un amigo de su hijo. “Dijeron que era guardador de la niña porque la ayudaba a hacer la tarea y que era concubino de María, pero él entonces tenía 16 o 17 años y era amigo de su hijo”, explicó la abogada.

“Estamos ante un verdadero escándalo judicial y esto debe conmover a todos los operadores de justicia Misiones. Queremos una aplicación correcta de la justicia conforme a los códigos penal y de procedimiento. No a través del invento, sobre la base de chismes y pruebas mal formuladas de un fiscal que evidentemente no está preparado para la función para la cual ha sido nombrado” , dijo Gorosito.

Rivas adelantó que apelarán la decisión en primera instancia y el Superior Tribunal de Justicia de Misiones, que hoy está en la lupa tras la muerte de Cristina Vázquez, a quien condenaron por un crimen que no cometió.

“Está claro que aquí hay una justicia patriarcal que además actúa como una corporación en la que los miembros de la familia judicial se encubren unos a otros. No le perdonan a María que haya denunciado su mal accionar y se ensañaron con ella”, opinó la abogada.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Check Also

Revelaron qué había en la habitación en la que encontraron sin vida a Diego Maradona

Revelaron qué había en la habitación en la que encontraron sin vida a Diego Maradona

La justicia investiga la muerte del ídolo para determinar si hubo negligencia en los controles …

Déjanos tu comentario